Plan de Convivencia Escolar 2016-17

logo@x2-1      PLAN DE CONVIVIVENCIA ESCOLAR

Descargar Plan de Convivencia en PDF

 

 

 


PLAN DE CONVIVENCIA 2016-17

 

 

ÍNDICE

 

 

INTRODUCCIÓN

 

DEFINICIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA

 

CONTENIDOS DEL PLAN DE CONVIVENCIA

 

1.    Diagnóstico del estado de la Convivencia en el Centro

1.1.  Características del Centro y su entorno

1.2.  Características de la Comunidad Educativa

1.3.  Situación de Convivencia en el Centro

1.4.  Relación con las familias

 

2.    Objetivos del Plan de Convivencia

2.1 Objetivos generales

2.2  Objetivosespecíficos

 

3.    Normas de Convivencia del Centro

3.1  Normas generales de convivencia

3.2  Protocolo de actuación

3.3  Tablas de tipificación de conductas y sanciones. Responsables

3.4  Normas particulares del aula

 

4.    Comisión de convivencia

 

5.    Plan de Fomento de la Convivencia y prevención de conflictos

5.1.  Actuaciones dirigidas a la prevención de conflictos

5.2.  Plan de Fomento de la Convivencia

 

6.    Plan de Mediación en la resolución pacífica de conflictos

6.1.  Descripción

6.2.  El Equipo o Servicio de mediación

6.3.  Protocolo de mediación

 

7.    Derechos y deberes

7.1.  Deberes del alumnado

7.2.  Derechos del alumnado

 

8.    Protocolos relativos a la convivencia

 

INTRODUCCIÓN

 

La Comunidad Educativa del Colegio Santo Domingo cree firmemente que la familia, principal transmisora de los valores fundamentales que todo niño necesita para convivir, busca en el colegio de sus hijos un proyecto y una comunidad educativa que le ayude en dicha transmisión. Al traerlos a nuestro centro, las familias eligen para sus hijos un proyecto de educación integral, basado en el humanismo cristiano, que une una sólida formación intelectual con una intensa formación en valores cristianos con estilo dominicano.

 Como centro de la Iglesia Católica, somos responsables de anunciar con claridad los valores evangélicos, de forma que nuestros alumnos puedan conocerlos e interiorizarlos y, en un futuro, optar libremente por ellos. Asimismo, debemos mostrarles cómo vivir de forma coherente con esos valores, desde la autenticidad y la libertad.

 

Este Plan de Convivencia nace para ser un instrumento que una a toda la Comunidad Educativa en el compromiso de convivir desde el respeto a todos y a cada uno. En su elaboración se ha tenido en cuenta nuestro Carácter Propio como centro católico con el estilo educativo de la Madre Teresa Titos, fundadora de la Congregación de Santo Domingo, nuestra entidad titular.

 

Nos proponemos así un modelo de convivencia conforme a nuestra identidad, basada en valores
típicamente dominicanos como la Verdad, que nos hace libres; la Fraternidad entre todas las personas; la Responsabilidad en el estudio y el trabajo, y el Compromiso en pro de la justicia y la paz.

 

Toda la Comunidad Educativa se compromete a trabajar intensamente porque así sea.

 

 

DEFINICIÓN DE NUESTRO PLAN DE CONVIVENCIA

 

En este Plan se establece, en líneas generales, el modelo de convivencia adoptado en nuestro Centro, los objetivos generales y específicos, las normas y las actuaciones a realizar en este ámbito para la consecución de dichos objetivos.

 

Deseamos que cada alumno desarrolle su proceso de aprendizaje en las mejores condiciones, muchas de las cuales poco tienen que ver con los recursos materiales, con los equipamientos o los espacios, y mucho con el ambiente de serenidad, respeto y cercanía que seamos capaces de crear entre todos.

 

Como queremos formar en valores fundamentales, al definir este Plan nos inspiramos en los valores trascendentes que conforman nuestro ideario. Estos valores fomentan un clima de libertad, cercanía y respeto mutuo, que culmina en verdadera fraternidad. Es precisamente esto lo que nos permitirá transformar la sociedad en que vivimos en un mundo más justo y humano. Educamos así, desde el corazón, el corazón de nuestros alumnos.

 

Desde nuestro Carácter Propio proponemos un Plan que desarrolla el respeto a toda persona, a la naturaleza y a las cosas; que promueve la solidaridad y la convivencia pacífica entre todos con espíritu dialogante y ajeno a toda forma de violencia, y que fomenta en toda la comunidad educativa la responsabilidad personal ante el deber y el trabajo, así como un profundo sentido de la justicia.

 

Los alumnos de nuestro Centro están creciendo en una sociedad donde los valores del esfuerzo, la responsabilidad y la disciplina no aparecen como fundamentales; ante esta realidad, es vital que encuentren en el Colegio, además de en su familia, un marco claro de normas que les ayude a ser conscientes de los límites de su conducta, a asumir la responsabilidad de sus actos y a irse formando para vivir como adultos en la sociedad. En resumen, este Plan pretende ofrecerles un modelo alternativo de convivencia.

 

Se proponen también actuaciones que ayudan a prevenir los conflictos, que permiten su detección
temprana facilitando así su resolución con la implicación de todos, y que refuerzan en los alumnos la asimilación de valores fundamentales. Todas estas actuaciones se basan en un continuo análisis de la realidad de nuestro Centro y en la experiencia de cursos anteriores.

 

Este Plan de Convivencia debe ser aprobado, por mayoría absoluta, por el Consejo Escolar, el cual tomará medidas para que el Plan sea conocido por todos los miembros de la Comunidad Educativa. Tras su aprobación, se incorporará al Proyecto Educativo del Centro.

 

El Equipo directivo elaborará la Memoria del Plan de Convivencia y la dará a conocer a todos los sectores de la Comunidad Educativa (Claustro, AMPA, alumnos), para que puedan realizar sugerencias y aportaciones. El Equipo directivo presentará esta Memoria al Consejo Escolar, para su aprobación. Una vez aprobada, se incluirá en la Memoria final de Curso.

 

El Equipo Directivo revisará anualmente el Plan de Convivencia, conforme a las propuestas de mejora recogidas en la Memoria, y el Consejo Escolar deberá aprobar por mayoría absoluta dicha revisión.

 

 

 

 

CONTENIDOS DEL PLAN DE CONVIVENCIA

 

 

1.Diagnóstico del estado de la convivencia en el Centro.

 

1.1  Características del Centro y su entorno.

 

El Colegio Santo Domingo se ubica en la parte alta del barrio del Realejo, zona este de la ciudad de Granada, un barrio con una población muy diversa de la que procede en gran medida nuestro alumnado. Además, tenemos un elevado número de alumnos que proceden de la zona sur metropolitana (Cájar, La Zubia, Huétor-Vega, Monachil y Armilla).

 

Nuestro Centro está bien comunicado con la zona Sur y Sureste de la ciudad, pero no tanto con las zonas Norte y Oeste. Debido a esto, disponemos de dos líneas de autobús de servicio discrecional para los alumnos que puedan necesitar su uso.

 

En el barrio existe un Equipo de Servicios sociales con el que colaboramos, en caso de necesidad.

 

El horario lectivo en nuestro centro es el siguiente:


E.S.O. y Bachillerato: de lunes a viernes de 8:00 a 14:30 h


Educación Infantil y E.P.O.: de 9:15 a 14:15 h.

 

Fuera de este horario, el colegio ofrece los siguientes servicios:

·
Servicios complementarios: aula matinal (abierta de lunes a viernes de 7:15 a 9:15 horas, a cargo de una hermana religiosa); comedor (de lunes a viernes de 14:15 a 15:00 h), y servicio de guardería y aula de estudio de 15:00 h a 18:15 h.

·
Actividades extraescolares que se ofertan en sus instalaciones: ajedrez, baloncesto, fútbol, voleibol, judo, multideporte, informática, inglés, francés, música (lenguaje musical y varios instrumentos), baile, gimnasia rítmica, programas de desarrollo de la inteligencia y pintura. Estas actividades se desarrollan de lunes a viernes, de 15:00 a 18:15 h.

·
Actividades propias de nuestro Plan de Pastoral: catequesis de preparación a la Comunión, y a la Confirmación. Estas actividades se desarrollan los lunes y los martes, de 15:15 a 16:15 h.

 

Todas estas actividades, además de sus objetivos propios, pretenden apoyar la conciliación entre la vida familiar y laboral, promover la convivencia pacífica de toda la Comunidad Educativa, y ejercer como agentes transmisores de valores para nuestros alumnos.

 

A la transmisión de valores y al fomento de su asimilación por parte de nuestros alumnos contribuyen también otras actuaciones de carácter transversal que desarrollamos durante el curso: la decoración de las
carteleras de las clases y espacios comunes con mensajes relativos a los valores que queremos transmitir, la oración conjunta al principio de la mañana, las distintas campañas solidarias, la educación en valores dentro del Plan de Acción tutorial, etc. Con todo esto, se pretende crear un ambiente educativo-pastoral que propicie la formación integral de nuestros alumnos.

 

1.2  Características de la Comunidad Educativa.

 

La realidad social del Centro tiene características bastante homogéneas; la mayoría de familias que la conforman proporcionan a sus hijos un entorno afectivo y normativo estable; se responsabilizan de las actuaciones de sus hijos, y colaboran con el Centro en el mantenimiento de la necesaria disciplina. Este hecho favorece la existencia de un clima de convivencia pacífica entre todos los miembros de la Comunidad educativa.

El profesorado disfruta de estabilidad laboral y, como consecuencia, existe una gran identificación con el modelo educativo del Centro así como una gran implicación personal en su aplicación. Los demás miembros de la Comunidad Educativa contribuyen desde sus labores específicas al buen desarrollo del Proyecto Educativo y, en particular, a cuidar la buena convivencia entre todos.

 

 

1.3  Situación de la convivencia en el Centro.

 

Tras el análisis de la realidad actual y de la experiencia de anteriores cursos, podemos concluir que la situación de la convivencia en nuestro centro es buena en general.

En el día a día, surgen algunas situaciones contrarias a la convivencia, siendo las más comunes la perturbación del desarrollo de las actividades de clase por parte de algún o algunos alumnos, y la desconsideración a otro miembro de la Comunidad Educativa.

Estas situaciones son abordadas de inmediato por los profesores y muchas veces por los propios alumnos presentes, con la colaboración de los tutores, de la jefatura de estudios y de las familias. En todos los casos se aplica la normativa vigente, así como nuestro plan de mediación escolar, ambos recogidos en nuestro Plan de Convivencia.

 

1.4  Relación con las familias.

 

En el Centro, desde su fundación, existe un Reglamento Interno y unas Normas de Convivencia que se han ido renovando periódicamente y adaptando a las nuevas circunstancias, siempre con la colaboración de las familias.

 

Con ocasión de la actual renovación del Plan de Convivencia Escolar de nuestro centro, las familias se han implicadodirectamente por varias vías:


  • Participación directa de todos los padres y alumnos que lo han deseado en el diagnóstico del estado de convivencia en nuestro centro y en la propuesta de medidas para su mejora. Esta participación se ha canalizado a través de una encuesta que se pasó a todos los alumnos del centro (los tutores la adaptaron a los alumnos más pequeños) y que los padres pudieron contestar por internet.

  • Participación de las familias en la elaboración de este Plan de convivencia, a través de sus representantes en el Consejo Escolar y la Asociación de padres y madres, los cuales han formado parte de la comisión para la renovación de este plan desde el primer momento.

  • Participación de las familias en la aprobación del presente plan, que debe ser refrendado por el Consejo Escolar antes de entrar en vigor el próximo curso.

 

Una vez aprobado, este Plan se publicará en la página web del colegio, se explicará a las familias en las reuniones de padres a principios de curso, y se trabajará intensamente con los alumnos en las sesiones
de tutoría y en sesiones con los delegados de curso.

Estamos convencidos que, gracias a esta labor conjunta, existe consenso entre el Colegio y las familias sobre la necesidad e importancia de disfrutar de un buen clima de convivencia en el centro, y sobre la responsabilidad que compartimos en su creación y mantenimiento.

 

 

2.Objetivos del Centro respecto a la Convivencia

 

2.1  Objetivos Generales

 

Los objetivos generales, establecidos a partir del Carácter propio del Centro, son los siguientes:

 

1.     Propiciar en nuestros alumnos una educación que les permita conformar su personalidad, así como su identidad cristiana con carisma dominicano.

2.     Ayudar  a  nuestros  alumnos  a establecer  relaciones  afectivas satisfactorias con los demás
miembros de la Comunidad Educativa, desde el respeto hacia los demás y a las instalaciones y materiales del Colegio.

3.     Favorecer la integración de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

4.     Fomentar en nuestro Centro un clima de paz y tolerancia que favorezca el diálogo, la aceptación de todos, así como la colaboración y la ayuda mutua.

5.     Educar a nuestros alumnos en la importancia del esfuerzo y la responsabilidad en el trabajo diario como medios para conseguir sus objetivos y alcanzar la satisfacción personal.

 

2.2  Objetivos Específicos

 

1.     Facilitar al equipo directivo del centro y al profesorado instrumentos y recursos en relación con la promoción de la cultura de la paz, la prevención de la violencia y la mejora de la convivencia en el centro.

2.     Concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre la importancia de una adecuada convivencia escolar, y sobre los procedimientos para respetarla, valorarla y mejorarla.

3.     Fomentar en nuestro colegio la educación en valores fundamentales y el respeto a las normas de convivencia.

4.     Crecer en el respeto a la diversidad y en el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.

5.     Facilitar la prevención, detección, tratamiento, seguimiento y resolución de los conflictos que pudieran plantearse en el centro, y aprender a utilizarlos como experiencia de aprendizaje.

6.     Prevenir y, en su caso, detectar y combatir con todos los medios de que dispone el centro cualquier manifestación de violencia: acoso escolar, violencia de género, actitudes y comportamientos xenófobos y racistas…

7.     Facilitar la mediación escolar, para la resolución pacífica de conflictos, intentando evitar un enfoque meramente sancionador.

8.     Fomentar la adquisición por parte de los alumnos de las competencias clave.

9.     Intensificar la comunicación con las familias y su corresponsabilidad en el ámbito de la convivencia escolar.

10.  Fomentar la cooperación con entidades e instituciones del entorno, mediante acciones formativas y planes específicos que contribuyan al desarrollo de nuestra comunidad educadora como espacio de paz y buena convivencia.

 

 

 

3.Normas de convivencia del Centro

 

3.1   Normas Generales

 

Dado que la Comunidad Educativa en su conjunto es la responsable de crear, respetar y favorecer en todo momento un ambiente adecuado que favorezca el trabajo escolar y la formación de los alumnos, todos
sus miembros deben esforzarse por cumplir y hacer cumplir las siguientes normas:

 
Los alumnos deben estar en clase a la hora establecida en el horario que les corresponde. Para ello, las puertas del colegio se abrirán con el siguiente horario:


De 7:40 a 8:00 h, sólo para el acceso del alumnado de E.S.O. y Bachillerato.


De 8:45 a 9:15 h, sólo para el acceso del alumnado de E.I. y E.P.O.

Fuera del horario que les corresponde, y a menos que acudan al aula matinal, todos los alumnos accederán al centro por la portería, firmando el correspondiente registro de entrada, donde quedará constancia de su nombre y apellidos, curso, hora de entrada y motivo de su llegada al colegio fuera del horario establecido.


Las personas que acompañen a los alumnos al colegio (a excepción, lógicamente, de los trabajadores del mismo) no podrán acceder a sus instalaciones, por motivos de seguridad y para favorecer la rápida
incorporación de los alumnos y el profesorado a las aulas. Para recibir a los alumnos de E.I. y E.P.O., se situará personal del colegio en la entrada del mismo de 8:45 a 9:15 h. (mientras dure la apertura de las puertas). Si alguna familia necesita dejar a sus hijos de Educación infantil y primaria en el colegio antes de las 8:45 h, se ofrece un servicio de guardería atendido por personal del centro.

 
Una vez dentro del Colegio, y mientras dure el horario lectivo, no se podrá salir del centro a menos que:


Opción 1 (válida para todos los alumnos del centro):

Los padres o tutores legales del alumno, o una persona mayor de edad debidamente autorizada por escrito por ellos, lo recojan personalmente en portería, firmando antes de salir el correspondiente registro de salida.


Opción 2 (válida exclusivamente para los alumnos de Bachillerato):

Los padres o tutores legales del alumno hayan autorizado con antelación, a través del programa Pasen o mediante autorización por escrito, que su hijo puede salir del colegio sin ser acompañado. Esta autorización se dirigirá al tutor del alumno, y en ella constará el nombre y apellidos del alumno, la fecha y hora en que debe salir del centro, el motivo por el que se ausenta, la hora en que volverá al centro (si va a volver a lo largo de la mañana), así como el nombre  y número del D.N.I. de la persona que autoriza la salida del alumno y que asumirá la responsabilidad de su estancia fuera del Colegio.


Opción 3 (válida exclusivamente para los alumnos de Bachillerato):

Los padres o tutores legales hayan acudido al centro a firmar una autorización para su salida durante los recreos, asumiendo el compromiso de estar puntualmente en clase a las 11:30 h.

 


Siempre que un alumno falte a clase, sus padres o tutores legales deberán justificar su ausencia al tutor mediante mensaje a través del programa Pasen. Hasta que esto no se produzca, se considerará falta
de asistencia injustificada.

 
Los padres o tutores legales que deseen una
entrevista con algún profesor, tutor o miembro del equipo directivo, deberán
solicitarla a través del programa Pasen y, en el día y hora concertados, se les
recibirá en la portería del colegio.

 


      Los alumnos deben acudir a clase cada día con el uniforme completo y una adecuada presentación,        y con todos los libros y materiales necesarios, no estando permitido que ningún alumno salga desu clase a solicitar materiales en otras clases.

 
El alumno tiene la obligación de mantener un comportamiento respetuoso, atender y trabajar en clase, por su propio bien y por el respeto que merecen sus compañeros y los profesores.

 

¨
Las instalaciones del Colegio deben usarse con responsabilidad y respeto, lo que implica:


Usar cada instalación para el uso al que está destinada y en sus horarios de uso establecidos.


Si se ha producido algún deterioro o daño en alguna instalación o material del centro, comunicarlo inmediatamente a la dirección del centro o, en su ausencia, a cualquier miembro del Equipo directivo.


Dejar ordenada y limpia cualquier instalación que se utilice.

 
Dado que las fechas de realización de las pruebas de evaluación y de presentación de los trabajos se comunican con suficiente antelación, éstas no se podrán cambiar una vez establecidas. Además, en los
días en que tengan alguna prueba, los alumnos deben asistir siempre a la jornada escolar completa.

 

¨
Dado que para el trabajo escolar no es necesario en general el teléfono móvil, ni aparatos para la obtención y/o reproducción de fotos o vídeos, su uso está prohibido en el Colegio, a menos que un profesor autorice puntualmente su uso por motivos pedagógicos y bajo su supervisión (siendo siempre este uso opcional para el alumno).

 

¨
El Centro no se hará responsable en ningún caso de la pérdida o sustracción de ningún objeto que el alumno traiga al Colegio.

 

¨
Los alumnos que gozan del Programa de gratuidad de los libros de texto, quedan sujetos a la normativa que expone la Orden de 27 de abril de 2005 (Boja 92).

 

¨
En los desplazamientos relacionados con las actividades del centro, el alumnado deberá mantener una actitud correcta que garantice el buen funcionamiento y la seguridad de los medios de transporte utilizados, así como el bienestar de los usuarios, debiéndose tener en cuenta siempre las siguientes obligaciones:

No molestar o perturbar la conducción del vehículo.

Obedecer en todo momento las indicaciones del personal acompañante y el conductor.

Mantener el orden establecido por el personal acompañante y/o conductor para subir o bajar en las paradas de cada itinerario.

Estar puntualmente en la parada.

Permanecer sentados durante el viaje y, en su caso,
con el cinturón de seguridad abrochado.

No arrojar papeles u otros desperdicios en los
vehículos.

No fumar ni consumir comida o bebida en los vehículos.

Responsabilizarse del asiento asignado, sin producir daños y comunicando al subirse las incidencias si las hubiere.

 

¨
En el comedor escolar, el alumnado usuario deberá mantener una actitud correcta que garantice el buen funcionamiento y el respeto a todos, debiendo cumplir siempre las siguientes normas:

Subir al comedor de forma ordenada y sin gritar.

Dejar las mochilas y los abrigos en los lugares establecidos para ello.

 Esperar con paciencia y compostura a que se sirva la comida.

 Respetar las instalaciones, el mobiliario y hacer un uso adecuado de los mismos.

 Respetar los lugares establecidos para cada comensal, salvo otras indicaciones de los responsables.

 Mantener hábitos de higiene antes y después de lascomidas (lavarse las manos antes de comer: todos los alumnos; retirar platos y cubiertos después de comer y reciclar los residuos: sólo a partir de Primaria).

 Adquirir buenos hábitos de alimentación y comer de todo lo que se le ofrezca.

Mantener la mesa limpia y en orden y no dejar caer la comida o bebida.

 Hablar en un tono de voz adecuado, con respeto ycortesía, a todos los usuarios y personal del comedor.

Seguir las normas establecidas al comer: usar correctamente los utensilios de comedor, utilizar las servilletas, masticar con la boca cerrada, no hablar con la boca llena, pedir las cosas por favor y dar
las gracias, obedecer las instrucciones del personal del servicio de comedor.

Durante el periodo posterior a la comida, y hasta su salida del colegio o hasta el comienzo de las actividades extraescolares, según el caso, los alumnos deberán respetar las normas establecidas por el personal vigilante de los patios.

   

3.2   Protocolo de actuación ante situaciones contrarias a la convivencia

 

1º.
El miembro de la Comunidad Educativa que presencie o tenga conocimiento de una conducta contraria a la convivencia o gravemente perjudicial para la misma o, en su defecto, el profesor con quien debiera estar el alumno en el momento en que ocurra dicha conducta, deberá:

·
Opción 1: si la falta cometida no requiere la firma de informe de convivencia.

Antes de que finalice la jornada escolar:

Hablar con el alumno y reflexionar con él sobre su conducta.

Asegurarse de que el alumno pide perdón a quien haya ofendido, repara el daño causado…, es decir, hace lo necesario para compensar los efectos negativos de su conducta sobre las personas o las cosas.

Formalizar con él un compromiso de cumplimiento de las normas de convivencia en adelante.

·
Opción 2: si se trata de una conducta contraria a la convivencia (primer cuadro del punto 3.3 de este plan).

Antes de que finalice la jornada escolar:

Hablar con el alumno y reflexionar con él sobre su conducta.

 Apercibir por escrito al alumno, es decir, firmar con él el correspondiente informe de convivencia,
donde se deben recoger los detalles de la conducta del alumno y la correspondiente medida correctiva, compromiso de convivencia o derivación a mediación escolar (de acuerdo con la jefatura de estudios).

Informar al tutor del alumno y a sus padres o tutores legales de los hechos acaecidos y de las medidas tomadas. Se debe dejar constancia en el informe de convivencia de la fecha y hora de la comunicación a los tutores legales, del receptor de la misma, y del medio utilizado (teléfono o plataforma Pasen).

·
Opción 3: si se trata de una conducta gravemente perjudicial para la convivencia (segundo cuadro del punto 3.3 de este plan).

Antes de que finalice la jornada escolar:

-Tomar las medidas de urgencia necesarias, si el caso lo requiere.

Acudir con el alumno a la jefatura de estudios, y firmar ambos allí el correspondiente informe de
convivencia, donde se deben recoger los detalles de la conducta del alumno así como la medida que le imponga el jefe/a de estudios, previa consulta, si lo estima necesario, a la comisión de convivencia.


Informar al tutor del alumno y a sus padres o tutores legales de los hechos acaecidos y de las medidas tomadas. Se debe dejar constancia en el informe de convivencia de la fecha y hora de la comunicación a los tutores legales, del receptor de la misma, y del medio utilizado (teléfono o plataforma Pasen).

 

2º.
El tutor del alumno, una vez informado por el profesor que ha firmado el informe de convivencia, deberá:

 Informar al equipo docente del grupo al que el alumno pertenece de los hechos acaecidos y las medidas acordadas.

Realizar, en coordinación con los tutores legales del alumno y de todo el equipo docente del grupo al que éste pertenece, el seguimiento de las medidas acordadas mientras éstas estén en vigor.

  

3.3  Tablas de tipificación de conductas contrarias a la convivencia y posibles
correcciones

 

CONDUCTAS CONTRARIAS

A LAS NORMAS DE

CONVIVENCIA

POSIBLES CORRECCIONES A APLICAR

(según la importancia de los
hechos acaecidos y su reiteración)

Los actos que perturben el normal desarrollo de las
actividades de clase.

 

·       Amonestación verbal

 

·       Apercibimiento por escrito

 

·       Suspensión del derecho de
asistencia del alumno a la próxima salida organizada por el centro para su
clase.

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la reflexión del alumno sobre la
falta cometida y los motivos de su incumplimiento de las normas y las
alternativas posibles a su comportamiento cuando en el futuro se encuentre en
circunstancias similares.

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la reparación por parte del
alumno del daño causado por su comportamiento a las personas, a sus
pertenencias, o a las instalaciones o recursos materiales del centro.

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la sensibilización de la
Comunidad educativa respecto a los valores que sustentan una buena
convivencia escolar (especialmente respecto al valor relacionado con la falta
cometida).

 

·       Suspensión del derecho de
asistencia del alumno a esa clase por un plazo máximo de tres días lectivos.
Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar
las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de
su proceso formativo.

 

La falta de colaboración sistemática del alumnado en
la realización de las actividades orientadas al desarrollo del currículo, así
como en el seguimiento de las orientaciones del profesorado respecto a su
aprendizaje.

Las conductas que puedan impedir o dificultar el
ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber de estudiar por sus
compañeros y compañeras.

Las faltas injustificadas de puntualidad.

Las faltas injustificadas de asistencia a clase.

La incorrección y desconsideración hacia los otros
miembros de la comunidad educativa.

Causar pequeños daños en las instalaciones, recursos
materiales o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros
de la comunidad educativa.

Tener o utilizar teléfonos móviles, cualquier
dispositivo que permita la obtención, grabación y/o reproducción de fotos, vídeos,
música, voz…, en el centro o en cualquier actividad complementaria realizada
fuera del centro, sin permiso específico del profesor responsable.

·       Retirada del dispositivo al
alumno y custodia del mismo en la jefatura de estudios hasta el momento de su
devolución al alumno o a sus padres/tutores legales, según las pautas
siguientes:


Si se le retira
por primera vez en el trimestre, se registrará la incidencia y se devolverá el
dispositivo al alumno ese mismo día al final de la jornada lectiva. El
profesor que retira el móvil informará a los padres del alumno.


Si es la
segunda vez durante el trimestre, se registrará la incidencia y se devolverá
el dispositivo sólo personalmente a los padres/tutores legales, en una
entrevista con el jefe de estudios, durante la que se les propondrá firmar un
compromiso de convivencia con el objetivo de evitar en lo sucesivo que el
alumno vuelva a incumplir esta norma.


A partir de
la tercera vez, se pondrá al alumno un parte de convivencia por reiteración de
conductas contrarias a la convivencia, derivándose las consecuencias que se prevean
en este caso. El aparato requisado se devolverá sólo personalmente a los
padres/tutores legales, en una entrevista con el jefe de estudios, con la
presencia del alumno infractor, durante la que se les informará del
incumplimiento del compromiso de convivencia que firmaron, de la sanción
impuesta a su hijo y se consensuarán medidas para que el alumno no vuelva a
incumplir esta norma.

  

 

 

 

 

CONDUCTAS GRAVEMENTE PERJUDICIALES
PARA LA CONVIVENCIA

POSIBLES CORRECCIONES A APLICAR

(según la importancia de los
hechos acaecidos y su reiteración)

Agresión física, injurias, ofensas, amenazas,
coacciones, vejaciones o humillaciones contra cualquier miembro de la
comunidad educativa, particularmente si tienen un componente sexual, racial,
religioso, xenófobo u homófobo, o se realizan contra alumnos con necesidades
educativas especiales.

 

·       Amonestación verbal

 

·       Apercibimiento por escrito

 

·       Suspensión del derecho de
asistencia del alumno a todas las salidas organizadas por el centro para su
clase en un plazo máximo de un mes.

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la reflexión del alumno sobre la
falta cometida y los motivos de su incumplimiento de las normas y las
alternativas posibles a su comportamiento cuando en el futuro se encuentre en
circunstancias similares.

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la reparación por parte del
alumno del daño causado por su comportamiento a las personas, a sus
pertenencias, o a las instalaciones o recursos materiales del centro (sin
perjuicio de la obligación de sus tutores legales de abonar el coste de la
reparación o la sustitución de lo dañado o sustraído).

 

·       Realización de tareas dentro y
fuera del horario lectivo que contribuyan a la sensibilización de la
Comunidad educativa respecto a los valores que sustentan una buena
convivencia escolar (especialmente respecto al valor relacionado con la falta
cometida).

 

·       Suspensión del derecho de
asistencia del alumno a determinadas clases durante un periodo superior a
tres días lectivos e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la
suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que
se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.

 

·       Suspensión del derecho de
asistencia al centro durante un período superior a tres días lectivos e
inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o
alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para
evitar la interrupción de su proceso formativo.

 

·       Cambio de grupo.

 

·       Cambio de centro docente.

 

 

Acoso escolar, entendido como el maltrato
psicológico, verbal o físico hacia un alumno producido por uno o más compañeros
de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.

Las actuaciones perjudiciales para la salud y la
integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o
la incitación a las mismas.

La suplantación de la personalidad en actos de la
vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.

Las actuaciones que causen graves daños en las
instalaciones, recursos materiales o documentos del centro, o en las
pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la
sustracción de las mismas.

La reiteración en un mismo curso escolar de conductas
contrarias a las normas de convivencia del centro reflejadas en el cuadro
anterior.

Cualquier acto dirigido directamente a impedir el
normal desarrollo de las actividades del centro.

El incumplimiento de las correcciones impuestas,
salvo que la comisión de convivencia considere que este incumplimiento sea
debido a causas justificadas.

 

 

Los responsables de la adopción de las medidas contempladas en las tablas anteriores son:

· Amonestación oral: cualquier miembro del personal docente y no docente del Centro.

· Apercibimiento por escrito (firma del parte de convivencia y su comunicación al tutor del alumno y a sus
padres/tutores legales): profesor responsable del alumno durante el periodo en que éste ha incumplido las normas de convivencia.

·Resto de medidas: jefatura de estudios, con asesoramiento de la comisión de convivencia.

 

A efectos de la gradación de las correcciones y de las medidas disciplinarias, se consideran:

 

1.     Circunstancias que atenúan la responsabilidad:

a.     El reconocimiento espontáneo de la incorrección de la conducta, así
como la reparación espontánea del daño producido.

b.     La falta de intencionalidad.

c.     La petición de excusas.

2.     Circunstancias que agravan la responsabilidad:

a.     La premeditación.

b.     Cuando la persona contra la que se cometa la infracción sea un profesor
o profesora.

c.     Los daños, injurias u ofensas causados al personal no docente y a los
compañeros y compañeras de menor edad y al alumnado recién incorporado al
centro.

d.     Las acciones que impliquen discriminación por razón de nacimiento,
raza, sexo, orientación sexual, convicciones ideológicas o religiosas,
discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, así como por cualquier otra
condición personal social.

e.     La incitación o estímulo a la actuación colectiva lesiva de los
derechos de los demás miembros de la comunidad educativa.

f.
La naturaleza y entidad de los perjuicios causados
al centro o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

g.     La difusión, a través de internet o por cualquier otro medio, de
imágenes de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la
convivencia, particularmente si resultan degradantes u ofensivas para otros
miembros de la comunidad educativa.

3.     En todo caso, las circunstancias que agravan la responsabilidad no
serán de aplicación cuando las mismas se encuentren recogidas como conductas
contrarias a las normas de convivencia o como conductas gravemente
perjudiciales para la convivencia.

 

 

3.4  Normas particulares del aula

 

Cada grupo o clase podrá acordar una serie
de normas particulares de convivencia, así como el  protocolo de
actuación, las sanciones y los responsables de su aplicación (siempre miembros
del equipo docente o alumnos de esa clase), en caso de incumplimiento. Ante
cualquier duda, siempre prevalecerá lo recogido en este Plan de convivencia.

 

 

 

 

4.
Comisión de
Convivencia

 


Director/a


Jefe/a de estudios


Representante de APA en el Consejo Escolar


Secretario/a del Consejo Escolar


Dos profesores


Representante de la Titularidad


Responsable del Programa de Mediación Escolar

 

 

 

 

 

 

5.
Plan de Prevención
de conflictos y Fomento de la convivencia

 

5.1  Actuaciones dirigidas a la prevención de conflictos:

 

 

ACTUACIÓN

POSIBLES MEDIDAS QUE LA CONCRETAN

(sugerencias para elaborar cada
año la planificación de actividades de prevención de conflictos y fomento de
la convivencia)

 

Realización de actividades de acogida e integración
para los alumnos nuevos

 

 


Organizar una Jornada de
Acogida para todo el alumnado, juntos o por etapas educativas, niveles…


Nombrar un alumno
acompañante a cada alumno nuevo.

 

Desarrollo de actividades que faciliten el
conocimiento y asimilación de las normas de convivencia del centro

 

 


Instalar publicidad
sobre las normas de convivencia en la entrada del colegio y en la página web
del centro.


Dar información sobre
las normas de convivencia en todas las clases a principios de curso, en
sesiones de tutoría específicas.


Consensuar normas
específicas de convivencia en cada clase.


Dar a conocer el Plan de
convivencia a todas las familias en las reuniones con los tutores a principio
de curso, y pedir su aceptación del mismo por escrito.

 

Programación de actividades que favorezcan el encuentro
y la convivencia de todos los miembros de la comunidad educativa.

 

 


Programar un calendario
de actividades que tengan entre sus objetivos fomentar la participación de
todos y la convivencia pacífica: concursos, ferias, festivales, competiciones
deportivas, convivencias, fiestas, etc.


Instalar un buzón en
cada clase (o medio análogo de participación) para dar la oportunidad a los
alumnos de expresar el clima de aula que se está viviendo y aportar sus
sugerencias para mejorarlo, y que especialmente sirva de información al
tutor.


Continuar con el
proyecto Duados, que favorece la convivencia entre alumnos de Bachillerato y
alumnos de Educación Primaria.

 

 

Realización de actividades que favorezcan la
participación de las familias en la vida del Centro.

 

 


Programar un calendario
de actividades que tengan entre sus objetivos la participación de las
familias en la vida del centro, así como la convivencia de toda la comunidad
educativa: revista escolar, tutorías colectivas, Escuela de padres,
circulares informativas, fiestas escolares, convivencias de familias, etc.


Favorecer la elección en
cada clase de un delegado de los padres/madres que pueda ser enlace entre las
familias y el centro.

 

 

Distribución adecuada y equitativa de tareas y
responsabilidades, así como del uso de los recursos y de los espacios del
centro.

 

 


Distribución semanal de
los espacios del recreo entre los distintos cursos.


Distribución equitativa
de las tareas y responsabilidades entre todos los miembros de la comunidad educativa,
según sus competencias y a todos los niveles.


Distribución de los
recursos humanos y materiales, atendiendo a las necesidades por orden de
prioridad.

 

 

 

Compromiso del profesorado con todas las actuaciones
sobre prevención de conflictos y mejora de la convivencia que entran dentro
de sus competencias profesionales.

 


Presencia educativa del
profesorado en los recreos, pasillos, inicio y término de la jornada escolar,
fiestas, celebraciones… (para cada uno de estos momentos y actividades se
explicitará la persona o personas responsables, el contenido y metodología de
su tarea concreta, si la tiene, o el alcance concreto de su responsabilidad,
el espacio o recinto donde debe desarrollarla y su temporalización).


Mantener, por parte del
profesorado, sobre todo en Secundaria, una línea de conducta coherente,
uniforme y sistemática en el tratamiento del orden y la disciplina. Para
ello, es esencial el conocimiento exhaustivo y la aplicación por parte de
cada profesor, en el ámbito de sus competencias y con inmediatez, del Plan de
convivencia, de todos los protocolos vigentes y de todos los acuerdos
alcanzados en claustro en relación con la convivencia.


Agilizar el proceso de
corrección o sanción de las conductas contrarias a la convivencia, mediante
el establecimiento de un mayor número de facultades delegadas.

 

 

Compromiso de las familias con todas las actuaciones
sobre prevención de conflictos y mejora de la convivencia que entran dentro
de su ámbito de actuación.

 


Cooperar con el colegio
en todo lo concerniente al proceso educativo de sus hijos.


Proponer, colaborar y
participar, en la medida de sus posibilidades, en actividades formativas,
lúdicas, etc. relacionadas con la prevención de conflictos y la mejora de la
convivencia en el centro.


Participar, en la medida
de sus posibilidades, en los procesos de análisis y reflexión sobre el estado
de convivencia en el centro que se organicen.


Respetar y apoyar
siempre las decisiones que los distintos miembros de la comunidad educativa
tomen, en el ejercicio de sus funciones y en aplicación del Plan de
convivencia y los protocolos vigentes, ante cualquier actuación contraria a
la convivencia.

 

 

Programación periódica de actividades de reflexión y
formación específica para el alumnado sobre Convivencia Escolar.

 


Formación específica
sobre el Plan de Convivencia y los distintos protocolos de actuación vigentes
en el centro.


Formación específica
sobre técnicas de prevención y resolución de conflictos.


Análisis y reflexión
periódica en cada clase, en reuniones de delegados y subdelegados, en
reuniones de alumnos por niveles educativos, ciclos, etc., sobre la situación
de convivencia del centro, y toma de acuerdos concretos para prevenir y
abordar los posibles conflictos que puedan anticiparse o, en su caso,
detectarse.

 

 

Programación periódica de actividades de reflexión y
formación específica para el personal docente y no docente, y para las
familias, sobre distintos aspectos de la Convivencia Escolar.

 

 


Formación específica
sobre el Plan de Convivencia y los distintos protocolos de actuación vigentes
en el centro.


Formación específica
sobre técnicas de prevención y resolución de conflictos.


Análisis y reflexión
periódica en el claustro y en el Consejo Escolar sobre la situación de
convivencia del centro, y toma de acuerdos concretos para prevenir y abordar
los posibles conflictos que puedan anticiparse o, en su caso, detectarse.


Reflexión periódica
sobre el estilo de presencia educativa que se deriva del carisma de nuestra
fundadora, y su actualización y concreción: obtención de pistas de actuación
concretas e implementación de las mismas.


Reflexión y formación
periódica sobre la labor educativa en el seno de la familia (Escuela de
padres).

 

Posibilidad de
que esta formación y reflexión pueda ser compartida entre profesorado y los
padres e incluso alumnos mayores (4º ESO y Bachillerato) que lo deseen.

 

 

Desarrollo del Programa de Mediación en la
resolución de conflictos en el ámbito escolar.

 

 


Formación y capacitación
del equipo de mediadores escolares desde 6º de primaria hasta 3º de ESO.

 

 

Programación, diseño e implementación de actividades
que favorezcan el análisis periódico de la situación de convivencia del
centro y, en particular, de cada grupo-clase, con el objetivo de tomar las
medidas preventivas oportunas y minimizar los conflictos.

 


Realizar, en todos los
grupos-clase de Secundaria y de Primaria, un sociograma, a comienzo del
curso, para detectar situaciones de falta de integración, liderazgos,…,
obteniendo información sobre las relaciones entre los alumnos del mismo.


Realizar un test de
convivencia y situación personal, en los cursos impares de ESO y
Bachillerato, para detectar problemas de convivencia o de índole personal que
pudieran afectar a la actitud, relación, o al rendimiento y el ánimo del
alumno.


Localización de los
líderes de cada clase, tanto al líder positivo como negativo, y
aprovechamiento de su liderazgo para la prevención de conflictos.


Incluir, entre los
criterios de distribución del alumnado en los distintos grupos, los relacionados
con la prevención de conflictos y la mejora de la convivencia. Evitar en lo
posible la coincidencia en el mismo grupo de alumnos que presentan
dificultades de convivencia.


Contemplar el cambio de
grupo de algún alumno o alumnos, e incluso la mezcla de los alumnos de los
dos grupos del mismo curso, como posible medida ante una situación de
deterioro de la convivencia, siempre en interés del alumno o alumnos y para
prevenir posibles conflictos futuros.

 

 

Cuidado de todos los aspectos del clima del centro:
orden, limpieza, cortesía, amabilidad, respeto mutuo, cumplimiento de las
propias responsabilidades…

 

 


Organizar campañas
específicas (carteles, mensajes por megafonía, patrullas informativas
formadas por alumnos de distintos cursos, concursos, etc.), diseñadas e
implementadas por los propios alumnos, con el objetivo de favorecer el orden
y limpieza en el centro.


Favorecer, desde el
principio, el uso de normas de cortesía, el trato amable y respetuoso entre
todos los miembros de la comunidad educativa, mediante el ejemplo de los
adultos, la introducción de este aspecto en las normas de clase, la
realización de campañas informativas, concursos, etc.

 

Cuidar la formación y reflexión continua sobre
valores éticos y morales, y su asimilación por parte de la comunidad
educativa.

 


Incluir en el Plan de
acción tutorial, y en las programaciones de las distintas asignaturas,
formación específica en valores éticos y morales.


Realizar actividades
específicas que ayuden a todos los miembros de la comunidad educativa a
interiorizar los valores que se estimen más necesarios en cada momento tras
el análisis anual del estado de convivencia del centro.

  

 

 

 

5.2   Plan de Fomento de la Convivencia

 

Junto con las actuaciones específicas en
prevención de conflictos, nos proponemos realizar una labor preventiva más
general que para nosotros es de vital importancia: dotar a nuestros alumnos de
herramientas que les permitan convivir en paz en cualquier ámbito de su vida,
tanto en el presente como en el futuro. Para ello, nos proponemos un Plan de
Fomento de la Convivencia con las siguientes líneas generales:

 

 

 

OBJETIVO GENERAL

 

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

ACTITUDES A

DESARROLLAR EN EL DESTINATARIO

 

Educar a nuestros alumnos en el análisis crítico

y en el discernimiento, capacitándolos para la toma
de decisiones.

 

 

Enseñar a los alumnos a analizar críticamente una
situación y a formarse una opinión  fundamentada sobre ella. Trabajarlo
en casos prácticos, reales o no.

 

Enseñar a los alumnos a defender con argumentos
sólidos la propia opinión o postura ante un tema determinado.

Trabajarlo en casos prácticos, reales o no.

 

Enseñar a los alumnos los pasos

fundamentales del proceso de toma de decisiones:

   Definir claramente el problema o cuestión
ante la que hay que tomar una decisión.

   Descubrir y considerar las posibles opciones
entre las que se puede decidir.

   Analizar las ventajas e inconvenientes de
cada opción (discernir).

   Tomar la decisión con base en este análisis,
sin influencias o condicionamientos externos no deseados.

   Ser consecuente con la decisión tomada.

Trabajar con el grupo la toma de decisiones en casos
prácticos, reales o no.

 

 

Seguridad en las propias opiniones, sin miedos ni
sentimientos de inferioridad.

 

Tolerancia con las opiniones de los demás,
intentando comprender sus argumentos.

 

Flexibilidad, que permita cuestionar las propias
opiniones, e incluso cambiar de opinión cuando los argumentos nos convenzan.

 

Autonomía en la toma de decisiones.

 

Constancia en las propias decisiones, y coherencia
entre nuestras decisiones y nuestras acciones posteriores.

 

 

Enseñar a los alumnos a comportarse  de forma
autónoma, responsable y comprometida en las situaciones cotidianas.

 

 

Aprender a realizar el propio trabajo con autonomía
y responsabilidad, comprometiéndose con la tarea   que se está
realizando.

 

Concienciarse con las necesidades de las personas
que nos rodean, comprometiéndose en acciones concretas de ayuda.

 

Acostumbrarse a decir siempre la verdad.

 

 

Autonomía, responsabilidad y compromiso con el
propio trabajo y obligaciones.

 

Atención a las necesidades de los otros.

Compromiso con los que más lo necesitan.

 

 

 

 

 

 

Educar a los alumnos en el respeto a uno mismo y a
los demás, así como a las normas que rigen nuestra convivencia.

 

 

Conocerse a sí mismo y a los demás: capacidades,
limitaciones, sentimientos, pensamientos y opiniones…

 

Valorar todo lo positivo que hay en uno mismo y en
los demás, haciendo lo posible por mejorar (o ayudar a mejorar) lo negativo.

 

Cuidar la propia salud, mediante la adopción de hábitos
de vida saludables: no a las drogas, tabaco y alcohol, práctica de actividad
física, alimentación saludable…

 

Conocer y comprender las normas que rigen nuestra
convivencia, y comprometerse con su cumplimiento por el bien de todos.

 

 

Aceptación de uno mismo (sana autoestima).

 

Aceptación de los demás, desde una actitud empática.

 

Aceptación y cumplimiento de las normas de
convivencia, con autonomía y responsabilidad.

 

 

Crear un ambiente educativo donde todos se sientan
acogidos y valorados, y se animen así a dar lo mejor de sí mismos.

 

 

Favorecer la acogida y aceptación de todos.

 

Fomentar el trato educado y cordial: enseñar a ser
amables.

 

Animar a todos a dar lo mejor de sí mismos, siendo
autoexigentes y mostrando una sana exigencia hacia los demás en sus
obligaciones.

 

Favorecer las
situaciones en las que el alumno pueda participar en la organización,
desarrollo y evaluación de los diferentes aspectos de la vida académica del
Centro. En este sentido juegan un papel fundamental los Delegados de Clase.

 

 

Acogida y aceptación de todos.

 

Educación, amabilidad, cordialidad.

 

Disfrute en el trabajo diario.

 

 

 

A continuación se
detallan las actividades típicas que se desarrollarán durante el curso como
medio para alcanzar los objetivos propuestos en este plan de fomento de la
convivencia:

 

·
Actividades de discusión o debate en clase
(tertulias dialógicas), donde puedan practicarse la escucha activa, el respeto
de turno de palabra, la expresión con tono y volumen adecuados, la aceptación
de las diferencias de opinión con los demás y la valoración de otros puntos de
vista.

·
Tertulias dialógicas donde participen, bien
directamente o a través de sus representantes, alumnos, profesores y padres, y
donde se discuta, se recojan propuestas y se alcancen acuerdos sobre temas
relacionados con la convivencia en el centro.

·
Actividades de formación específica sobre temas
relacionados con la convivencia escolar para todos los miembros de la comunidad
educativa.

·
Actividades que contemplen entre sus objetivos
cuidar el material de clase y el común del centro, así como las distintas
dependencias e instalaciones.

·
Actividades que tengan entre sus objetivos mantener
el respeto y el orden necesarios tanto en clase como en los pasillos y otros
espacios comunes.

 

 

 

·
Actividades que favorezcan que el alumno solicite y
acepte la ayuda de sus compañeros y responda a sus demandas de ayuda, todo ello
de forma adecuada y respetuosa.

·
Utilización cotidiana de las normas de cortesía
como saludar, despedirse, así como hablar de usted, en un estilo de
comunicación siempre educado y respetuoso.

·
Actividades donde el alumno pueda aprender y
practicar técnicas de resolución de conflictos adecuadas para su edad, desde
una actitud asertiva.

·
Actividades que impliquen la participación activa
del alumno en el diseño, desarrollo y /o difusión de campañas de concienciación
y solidaridad con los más desfavorecidos.

·
Actividades diseñadas para la sensibilización de
toda la comunidad educativa frente al acoso escolar, la violencia de género, el
maltrato infantil o cualquier otra forma de violencia.

·
Actividades que impliquen la participación activa
del alumno en el diseño y desarrollo de campañas de promoción de la convivencia
en el centro.

·
Medidas de carácter organizativo que posibiliten la
adecuada vigilancia de los espacios y tiempos considerados de riesgo, como
recreos, entradas o salidas del centro, así como los cambios de clase.

·
Actividades que favorezcan la convivencia de
nuestros alumnos con alumnos de otros centros.

·
Actividades en las que se favorezca la convivencia
entre alumnos de distintos cursos.

 

 

La aplicación de este Plan es tarea de toda
la Comunidad Educativa, especialmente del personal docente y el Departamento de
Orientación. Sus objetivos tienen carácter transversal y deben estar presentes
en cuantas actividades se programen con los alumnos, dentro y fuera del aula.

 

 

 

 

6.
Mediación:
resolución pacífica de conflictos

 

6.1  Descripción

 

La finalidad de toda mediación
escolar es una educación que ayude a los alumnos a saber enfrentarse con la
vida real, con un proyecto de escuela de espacio de paz y aula feliz; para ello
se les debe dar estrategias  y actividades para un desarrollo equilibrado
e integral en base a una educación positiva, constructiva, resolutiva y feliz.
A través de las vías del afecto, comunicación e inteligencia emocional en todos
los niveles educativos.

 

Su inclusión en los procedimientos de
resolución de conflictos apunta a fortalecer las experiencias en torno a
prácticas tales como el diálogo, la conciliación, la reparación y la
reconciliación, entendidas éstas como un proceso de resolución de conflictos en
el que las dos partes enfrentadas acuden voluntariamente a una tercera persona,
imparcial, llamada mediador, con el fin de llegar a un acuerdo que sea
satisfactorio para las dos partes (De Armas, 2003). En este proceso la solución
no se impone por terceras personas, sino que es creada por las partes
(Rozenblum, 1998).

 

 

 

 

 

Fundamentos


El centro de interés son los aspectos relacionados
con el conflicto.


Se trata de que las partes encuentren formas de
cooperación, de reconciliación, al margen de pretender solucionar el conflicto

 

 

Objetivos


Transformar el conflicto y las relaciones.


Trabajar las diferencias.


Cambiar las situaciones y a las personas.

 

 

Método


Procurar que las partes adquieran conciencia de sus
propias capacidades de cambio y de transformación de sus conflictos.


Dar el protagonismo a las partes y favorecer el reconocimiento
de la cuota de responsabilidad de cada uno en el conflicto.

 

 

Características


El conflicto es una oportunidad de crecimiento.
Inherente a la sociedad, no desaparece, sino se trasforma.


Los acuerdos carecen de importancia; la adquisición
de capacidades de gestión y la transformación de los conflictos es lo que
importa desarrollar.

 

 

 

 

6.2  El Equipo o Servicio de Mediación

 

·
El Centro contará con un equipo o servicio de
mediación integrado por:


El responsable del equipo
de Orientación Educativa: Orientador del Centro o mediador titulado.


Un educador (el tutor).


Un alumno del Equipo de
mediación escolar.


Un padre o madre de
alumnos (del equipo de delegados de padres, si lo hubiese).

·
La designación de los miembros del Equipo
corresponde al titular del Centro, que a este objeto recabará información de la
Comisión de Convivencia.

·
El Equipo o Servicio de Mediación actuará, a
instancias de la Dirección Pedagógica o Jefatura de estudios, en aquellos casos
en que se plantee un conflicto de convivencia entre dos o más miembros de la
Comunidad Educativa, procurando la resolución pacífica del mismo a través de
técnicas de mediación.

·
En aquellos casos en que se considere necesario,
los procesos de mediación podrán ser realizados por profesionales externos al
centro, con los que colaborará el Equipo de Mediación.

 

 

 

 

 

 

 

 

6.3  Protocolo de mediación

 

1º.  Una vez detectada la existencia de un conflicto de convivencia, la Dirección
pedagógica o Jefatura de estudios, de oficio o a instancia de cualquier miembro
de la Comunidad Educativa, podrán proponer a las partes el inicio de un proceso
de mediación.

 

2º.  Realizada la propuesta, las partes manifestarán por escrito su voluntad
de adherirse al proceso aceptando las condiciones requeridas por el Equipo de
Mediación y el compromiso de que, en caso de acuerdo, se aceptará la
realización de las actuaciones que se determinen.

 

3º.  Una vez manifestada la voluntad de acogerse al acuerdo, se pondrá en
conocimiento del Equipo de Mediación, que designará un responsable del proceso
y procurará la obtención de un acuerdo en un plazo máximo de 15 días,
prorrogables cuando se considere necesario por el propio Servicio/ Equipo.

 

4º.  En caso de que el proceso de mediación se inicie como consecuencia de
la infracción de una norma de convivencia, el inicio del proceso paralizará el
procedimiento sancionador y, en caso de que finalice con acuerdo positivo entre
las partes, no se procederá a la imposición de ninguna medida sancionadora. No
obstante, si no se alcanzase acuerdo alguno, se procederá a la imposición de
las correcciones oportunas.

 

5º.  El inicio del proceso de mediación será comunicado a los alumnos
implicados, a la comisión de convivencia, a los tutores y a los representantes
legales de los alumnos implicados.

 

6º.  El proceso de mediación acaba con un pacto, redactado por las partes y
con la asistencia del mediador o de los mediadores, que recoge los compromisos
adquiridos. El compromiso de convivencia contendrá las medidas que se van a
adoptar, las obligaciones que asume cada una de las partes, la duración del
contrato y los cauces de evaluación.

Así mismo, si se
considera necesario, se establecerán también las consecuencias concretas que se
derivarían del incumplimiento de las obligaciones contraídas.

 

7º.  Una vez suscrito el compromiso, ambas partes facilitarán mensualmente a
la Comisión de Convivencia un informe sobre la evolución del alumno. En caso de
que cualquiera de las personas a las que corresponde la iniciativa del acuerdo
entienda que se está produciendo un incumplimiento del mismo, deberá
comunicarlo al Departamento de Orientación o Jefatura de Estudios que, de
considerarlo necesario, convocará a la comisión de convivencia para el análisis
de la situación.

 

8º.  Son causas de renuncia del compromiso de mediación el incumplimiento de
las obligaciones asumidas por el alumno y/o su familia. En caso de que concurra
alguna de estas causas, el servicio de mediación propondrá al jefe de estudios
la anulación del compromiso. Una vez obtenido el visto bueno del jefe de
estudios, se comunicará la renuncia del compromiso a la familia/as y al tutor. La
renuncia del compromiso supone la paralización de los pactos adoptados, salvo
que por parte del Departamento de Orientación o Jefatura de Estudios se determine
lo contrario.

 

9º.  Se deberá de llevar un libro de incidencias del Servicio o Equipo de
mediación. A fin de mejorar en un futuro.

 

 

7.
Derechos y deberes
del alumnado

 

7.1  Deberes del alumnado

Son deberes del
alumnado:

a)     El estudio, que se concreta en: 1º La obligación de asistir regularmente
a clase con puntualidad. 2º Participar activa y diligentemente en las
actividades orientadas al desarrollo del currículo, siguiendo las directrices
del profesorado. 3º El respeto a los horarios de las actividades programadas
por el centro. 4º El respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus
compañeros y compañeras. 5º La obligación de realizar las actividades escolares
para consolidar su aprendizaje que le sean asignadas por el profesorado.

b)     Respetar la autoridad y las orientaciones del profesorado.

c)     Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y
morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la
comunidad educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.

d)     Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del
centro docente y contribuir al desarrollo del proyecto educativo del mismo y de
sus actividades.

e)     Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la
consecución de un adecuado clima de estudio en el centro.

f)
Participar en los órganos del centro que
correspondan, así como en las actividades que este determine.

g)     Utilizar adecuadamente las instalaciones y el material didáctico,
contribuyendo a su conservación y mantenimiento.

h)     Participar en la vida del centro.

i)
Conocer la Constitución Española y el Estatuto de
Autonomía para Andalucía, con el fin de formarse en los valores y principios
recogidos en ellos.

 

7.2  Derechos del alumnado

El alumnado
tiene derecho:

a)     A recibir una educación de calidad que contribuya al pleno desarrollo
de su personalidad y de sus capacidades.

b)     Al estudio.

c)     A la orientación educativa y profesional.

d)     A la evaluación y el reconocimiento objetivos de su dedicación,
esfuerzo y rendimiento escolar. A estos efectos, tendrá derecho a ser
informado, de los criterios de evaluación que serán aplicados.

e)     A la formación integral que tenga en cuenta sus capacidades, su ritmo
de aprendizaje y que estimule el esfuerzo personal, la motivación por el aprendizaje
y la responsabilidad individual.

f)
Al acceso a las tecnologías de la información y la
comunicación en la práctica educativa y al uso seguro de internet en los
centros docentes.

g)     A la educación que favorezca la asunción de una vida responsable para el
logro de una sociedad libre e igualitaria, así como a la adquisición de hábitos
de vida saludable, la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad.

h)     Al respeto a su libertad de conciencia y a sus convicciones religiosas
y morales, así como a su identidad, intimidad, integridad y dignidad
personales.

i)
A la igualdad de oportunidades y de trato, mediante
el desarrollo de políticas educativas de integración y compensación.

j)
A la accesibilidad y permanencia en el sistema
educativo, en los términos previstos en el artículo 7.2.i) de la Ley 17/2007,
de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía.

 

 

k)     A la libertad de expresión y de asociación, así como de reunión en los
términos establecidos en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de
julio, reguladora del Derecho a la Educación.

l)
A la protección contra toda agresión física o
moral.

m)   A la participación en el funcionamiento y en la vida del centro y en
los órganos que correspondan, y la utilización de las instalaciones del mismo.

n)     A conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para
Andalucía.

o)     A ser informado de sus derechos y deberes, así como de las normas de
convivencia establecidas en el centro, de forma adecuada a su edad.

 

 

 

 

8.
Protocolos
relativos a la convivencia

 

Siguiendo la normativa e instrucciones
vigentes, forman parte del presente Plan de convivencia los siguientes
protocolos relativos a la convivencia:

 

·
Protocolo de actuación en supuestos de acoso
escolar (Anexo I de la Orden de 20 de junio de 2011, BOJA nº 132, de 7 de julio)

·
Protocolo de actuación en casos de maltrato
infantil (Anexo II de la Orden de 20 de junio de 2011, BOJA nº 132, de 7 de
julio)

·
Protocolo de actuación ante casos de violencia de
género en el ámbito educativo (Anexo III de la Orden de 20 de junio de 2011,
BOJA nº 132, de 7 de julio)

·
Protocolo de actuación en casos de agresión hacia
el profesorado o el personal no docente (Anexo IV de la Orden de 20 de junio de
2011, BOJA nº 132, de 7 de julio)

 

 A estos se unirán todos aquellos
protocolos e instrucciones que pueda aprobar la autoridad educativa.

 

 

 

 

 

Este Plan de convivencia fue aprobado por unanimidad por el Consejo Escolar del centro en su reunión del día 29 de junio de 2016, como consta en el acta de dicha reunión,

Su entrada en vigor se producirá el 1 de septiembre de 2016.

En la última reunión del Consejo escolar del curso 2016-17, el Equipo directivo presentará la memoria de la convivencia en el centro durante el curso, así como los resultados de la revisión de este Plan y las propuestas de modificación del mismo que estime necesarias.

Dicha memoria y propuestas serán estudiadas por el Consejo Escolar y aprobadas, si procede.

 

 

 

Cargando…