Celebración del día de la Paz.

Celebración del día de la Paz.

MANIFIESTO POR LA PAZ

Hoy, día escolar de la No-violencia y de la Paz, todos los Centros Educativos de nuestro pueblo, quieren unir sus voces y pedir PAZ

Sabemos que hay gente que está muy triste y agobiada porque en su familia existe violencia, porque en su barrio hay peleas, porque en su país hay contiendas, porque en otros países hay guerra.

Nosotros, los alumnos y las alumnas de este colegio, nos preguntamos: ¿quiénes han sido los que han inventado las guerras? Y a los señores que las han inventado les queremos manifestar nuestra repulsa y nuestro dolor, porque las guerras sólo causan odio, división, lágrimas, tristeza y la muerte de muchas personas, también de niños y niñas como nosotros.

Hoy todos nosotros tenemos una esperanza, una ilusión: queremos inventar la Paz. Por eso, desde aquí, queremos unir nuestras manos para formar la gran cadena de la paz con nuestras manos unidas intentaremos frenar la guerra y la violencia que nos hace tanto daño y no nos deja ser felices

Frenaremos la guerra cuando en nuestra clase no existan peleas ni insultemos a los compañeros.

Pararemos la violencia cuando respetemos a todas las personas que nos rodean.

Construiremos la Paz cuando perdonemos de verdad a los que nos han hecho algún mal y cuando pidamos perdón cada vez que lo necesitemos.

ORACIÓN

“Vengo a pedirte por la paz en el mundo, Señor… vengo a pedirte
el fin de la guerra, del egoísmo, de la soledad, de la falta de
solidaridad… de todas aquellas cosas que no dejan a este tu
mundo vivir en paz”

«Jesús, hoy vengo a pedirte
que me ayudes a sembrar semillas de paz alrededor…
una sonrisa,
una mano tendida,
un acto generoso.
Que en vez de enfadarme cuando no consigo lo que quiero, valore
lo que ya tengo.
Que en vez de querer las cosas para mí, disfrute
compartiéndolas con otros.
Que en lugar de lamentarme por las cosas que están mal, me
ponga en marcha e intente cambiarlas.
Que cuando alguien se enfade por mi culpa, sea capaz de pedir
perdón.
Que cuando me encuentre con alguien que no esté tranquilo, eleve
una oración por él…»

 

Compartir esta publicación

Comentarios

No hay comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cargando…